Slide4.PNG

La etapa final del programa SJD se alcanza cuando los miembros son capaces de convertirse en lideres activos en sus comunidades parroquiales y pueden comprometerse en distintas formas de servicio.

El nivel de liderazgo y el compromiso variará de acuerdo a los distintos intereses y capacidades de cada uno. Se anima a aquellos que entran en esta tercera etapa a que se comprometan en algún ministerio o grupo de la parroquia, para que así puedan devolverle a la comunidad y poner al servicio los dones que han recibido.

Una pequeña porción de ellos será invitada a permanecer como lideres del programa SJD en su coordinación en su parroquia de origen o ayudando a comenzar el programa en otra zona.

Se los envía también al mundo para que sean sal y luz en sus familias y en sus trabajos.